Diagnóstico de la enfermedad celíaca

 

En caso de sufrir síntomas que puedan indicar que se trate de un caso de celiaquía, para realizar un primer diagnóstico suele ser suficiente un análisis de sangre. El diagnóstico definitivo solamente se puede obtener mediante una biopsia del intestino delgado, aunque actualmente algunos casos se están diagnosticando únicamente con la analítica de sangre ya que la biopsia puede resultar un poco molesta para los afectados. Para realizar una biopsia se extraen muestras de tejidos y se analizan, para comprobar si el intestino delgado muestra algún daño.

 

Exámenes serológicos

Los análisis de sangre pueden aportar fuerza a la sospecha de que se trate de un caso de celiaquía. En este caso se comprueba en primer lugar la presencia de los llamados anticuerpos anti-transglutaminasa (Anti-TGt) de la clase IgA. Se trata de un análisis de sangre absolutamente fiable y que se realiza rutinariamente. La detección de la presencia de anticuerpos antiendomisio (EMA) es un método igualmente seguro y eficaz para hallar respuestas, aunque no se usa tanto. Los anticuerpos anti-gliadina (AGA) de las clases IgA e IgG son especialmente importantes en el caso de los menores de 3 años, son los mejores indicadores, ya que proporcionan un resultado mucho más inequívoco que los demás anticuerpos. La variación exclusiva del AGA-IgG no sirve para obtener un diagnóstico definitivo, excepto en los niños en los que se detecte una carencia de IgA.

 

La biopsia del intestino delgado

En caso de que se consigan resultados positivos en los análisis de sangre, debería realizarse una biopsia del intestino delgado mediante gastroduodenoscopia para obtener un diagnostico definitivo. Si se confirman tanto los resultados positivos hallados en análisis de sangre como los cambios del área intestinal típicos de la celiaquía, se puede considerar como definitivo el diagnostico.

 

Pruebas genéticas

En algunos casos, el diagnostico obtenido gracias a los exámenes serológicos y la biopsia intestinal no es lo suficientemente claro. En tales ocasiones se puede considerar la posibilidad de realizar una prueba genética, que puede servir para descartar la celiaquía, pero no para diagnosticar con seguridad. Para la mayoría de los celiacos (95% mínimo) se puede demostrar la presencia de los genes HLA-DQ2 y HLA-DQ8 en la sangre. No obstante, contar con esta predisposición genética a la celiaquía no es un indicador decisivo de que vaya a desarrollarse la enfermedad, ya que los mismos genes están presentes en el 20-30% de la población.

 

El gastroenterólogo, pediátrico o de adulto, será el que establezca el diagnóstico definitivo con la valoración ponderada de los síntomas/signos, serología, datos histológicos y test genéticos. 

AVISO LEGAL Y POLÍTICAS DE PRIVACIDAD

POLÍTICA DE COOKIES

Denominación Social: ASOCIACIÓN DE CELIACOS DE EXTREMADURA

Nombre Comercial: ACEX

Domicilio Social: AV RONDA DEL PILAR, 10 - 2º

CIF / NIF: G06201875

Teléfono: 924010092

e-Mail: celiacosextremadura@gmail.com

Inscrita en el Registro: R2427

Nombre de dominio: www.celiacosextremadura.org